sábado, 2 de julio de 2022

LAS CONSECUENCIAS DE LAS OLAS DE CALOR EN LOS CAMPOS DE CEREAL, CREADAS CON INGENIERÍA CLIMÁTICA.

 

En estos días, se están cosechando las tierras de cereal se que sembraron durante los meses de octubre y noviembre de 2021. Muchas de las siembras no se van a cosechar, debido al nulo, escaso o mermado grano que han dado las espigas, como consecuencia de la sequía y las olas de calor que han creado a finales de abril, cuando las espigas estaban fructificando el grano. Otro año más, ruina para la agricultura de España.




La geoingeniería o ingeniería climática, es un conjunto de técnicas que incluyen la manipulación deliberada del clima. De una provincia, una región, un país o de un continente. Con el objetivo de alterar el clima con fines militares o comerciales.




La utilización de la geoingeniería o ingeniería climática, incumple el Convenio Internacional Enmod, sobre la Prohibición de Utilizar Técnicas de Modificación Ambiental, con fines militares u otros fines hostiles. Aprobado en la Asamblea de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1976. Publicado en el B.O.E el 22 de noviembre de 1978.




La Ley de Aguas. Capítulo 1, Artículo 3. Incumple la Constitución y el Convenio Enmod.




En 1996 se presenta El Informe El Clima como Multiplicador de Fuerzas: Poseyendo el Clima en 2025. Un informe que muestra como producir sequías y tormentas.

Todos los productos con los que fumigan a diario los cielos de España, con aviones o drones preparados: aluminio, tierra de diatomeas, grafeno, bario, cadmio, manganeso, silicio, polvo de carbón, etc, están patentados para uso militar.

La Agencia Estatal de Meteorología de España, reconoce en su página oficial, que en la actualidad, más de 50 países llevan a cabo actividades sobre la modificación artificial del clima. Entre ellos España.

Todas las sustancias que fumigan a diferentes alturas de la atmósfera, la cubren como si fueran la tapa de una hoya, impidiendo el flujo del aire y la salida del calor al exterior. Por eso tenemos estás temperaturas tan altas que no son naturales.




Están haciendo creer a la sociedad, que el clima de sequías, olas de calor o inundaciones puntuales que padecemos en la actualidad, son las consecuencias de la mala gestión que está haciendo el hombre en el planeta. Dentro de esa burbuja criminal que no para de crecer, con el nombre de cambio climático.




Esta primavera de 2022, no ha sido muy diferente a las últimas treinta que llevamos padeciendo. No ha llovido ni la mitad de lo que llueve en una primavera normal.

Mayo es un mes muy importante para la agricultura en España. En todo el mes no ha llovido ni el 5% de lo que tiene que llover.

En el centro de España sólo han caído 0,7 mm de lluvia. La media del mes de mayo, en la década de los sesenta, en la estación meteorológica del aeropuerto de Madrid-Barajas, fue de 28,19 mm por metro cuadrado. En la década de los setenta fue de 49,28 mm por metro cuadrado.




Mayo de 2022, ha tenido días en los que el termómetro ha marcado los 49ºC.





Las sequías puntuales y los golpes de calor de marzo, mayo y principios de junio, afectan muy mal a los campos de cereal. Las espigas no granan bien o no granan, y las cosechas que vienen tarde se pierden.




A la izquierda, granos de trigo cosechados en un año donde las temperaturas y las precipitaciones han sido normales, naturales. A la derecha, granos de trigo cosechados este año 2022.


A la izquierda, granos de cebada cosechados en un año donde las temperaturas y las precipitaciones han sido normales, naturales. A la derecha, granos de cebada cosechados este año 2022.

Si observamos los granos de trigo y de cebada de un año normal y los granos de este año 2022, se ve perfectamente la diferencia de tamaño y de calidad.



Esto que está ocurriendo en España, ha sido premeditado, y se está ejecutando bajo un plan criminal internacional, que se trazó en los años cincuenta del pasado siglo. Los políticos que “gobiernan” lo han aceptado y lo están dirigiendo desde 1980.




Empieza a mirar al cielo... Piensa un poco... Y no seas cómplice de lo que está ocurriendo. Una sociedad con una mentalidad normal, sana, no puede permitir esto.


martes, 28 de junio de 2022

LOS MONTES MEDITERRÁNEOS DEL CENTRO DE ESPAÑA. VERANO SEGUNDA PARTE.

 

Las altas temperaturas y la sequía ambiental que se dan durante el verano verano, obligan a las aves darse intensos baños de agua para aliviar el calor, librarse de los parásitos y mantener en perfecto estado sus plumas, que las van a proteger del intenso calor durante el día y el relente de la noche.

La abundancia de fuentes y manantiales en los montes, es fundamental durante los dos-tres meses que dura el verano mediterráneo. Gracias estos puntos de agua (de vida) la fauna no desaparece del monte. Aquí, la fauna del lugar encuentran un lugar fresco donde beber y asearse cada mañana, refrescarse durante el día y beber antes de irse a dormir. Otros, como los anfibios o insectos lacustres, encuentran aquí su hábitat principal para no dejar de existir.


El lagarto ocelado es el saurio más grande de Europa. En La Península Ibérica habitan ejemplares de casi un metro de longitud. En la imagen vemos a una hembra cerca de la entrada de su cubil, donde ha puesto los huevos.

En situaciones normales, donde el equilibrio ecológico del monte se mantiene estable, con abundancia de conejos y de insectos, su población es común donde abundan los grandes árboles con agujeros naturales y las bocas de los conejos. La alimentación la basa fundamentalmente en saltamontes y coleópteros.

En los últimos años, como consecuencia de la rarefacción o extinción del conejo en los montes, por la introducción y reintroducción reiterada de la neumonía hemorrágico vírica, los predadores han centrado su alimentación en este interesante lagarto, eliminándolo de muchas zonas.

La intervención del clima, con técnicas de geoingeniería climática que liberan productos en la atmósfera para que no llueva, como las tierras de diatomeas, muy nocivas para todos los insectos y seres vivos, han eliminado el noventa por ciento de los insectos que habitan en los montes mediterráneos. Los saltamontes y los coleópteros apenas se ven.

Cuando el ser humano rompe el equilibrio natural de la cadena de la vida en una zona geográfica, las especies que son abundantes o comunes, que mantienen el equilibrio ecológico, se van a ver muy mermadas y o van a desaparecer. El conejo de monte, los insectos y el lagarto ocelado, casi han desaparecido de los montes del centro de España, y de muchas zonas de La Península Ibérica.


En los primeros días del verano, hay tres especies muy representativas de los montes ibéricos que se encuentran criando. Las tres especies pertenecen al mismo orden, han nacido en La Península Ibérica, pero pasan el otoño y el invierno en África.

La carraca y la abubilla, que vemos en la fotografía, suelen criar en los agujeros naturales de los árboles o en los viejos nidos de los pájaros carpinteros; en el hueco de una tapia o casa vieja. Sus pollos, van a ir abandonando el nido progresivamente en los primeros días de julio, según hayan ido naciendo, desde el mayor al menor. Si el verano viene regular y no aprieta el calor y la sequía, algunas parejas de estas especies harán otra cría.

La hembra del abejaruco, se encuentra ahora en el interior de una larga galería de más de un metro, incubando los huevos. Le queda todo el verano para incubar y criar los cinco u ocho pollos, que saldrán del nido a finales de agosto.


viernes, 24 de junio de 2022

LOS INCENDIOS FORESTALES. OTRO NEGOCIO QUE ESTÁ DESTRUYENDO Y ARRUINANDO EL PATRIMONIO NATURAL Y LA ECONOMÍA DE ESPAÑA.



La situación ambiental en la que se encuentran los montes de La Península Ibérica, después de las escasas precipitaciones que ha habido desde el otoño pasado; la sequía impuesta desde el mes de mayo, unido a las dos olas de calor que llevados soportadas. Todo, premeditado bajo un plan de geoingeniería climática, da como resultado unos espacios forestales donde los arroyos y las fuentes están secas, los acuíferos someros o las primeras capas freáticas están secas, y las especies forestales están acorchadas, deshidratadas, como consecuencia del estrés hídrico que están soportando desde hace más de veinte años.

Sólo hay que ver los montes, la cantidad de pinos, robles, hayas, castaños, quejigos, encinas, alcornoques, fresnos, enebros y arbustos, que han muerto como consecuencia de las sequías causadas por la geoingeniería. Por la intervención manipulada del clima con aviones y drones, que fumigan todos los días la atmósfera de La Península Ibérica, con polvo de diatomeas, aluminio y otros productos nocivos para la salud. Desde las costas atlánticas hasta las costas del mediterráneo.

Lo que está ocurriendo en España no es un cambio climático, como consecuencia de la utilización irracional de los recursos naturales por el hombre (que es lo que están vendiendo e imponiendo a la sociedad, mediante el adoctrinamiento de la televisión, la radio y los demás medios de comunicación) es la alteración premeditada del clima, que está provocando entre otros, la destrucción de los últimos espacios forestales. Con periodos secos prolongados y con una industria paralela que se ha creado en los últimos cuarenta años, con el nombre genérico de Plan Nacional de Lucha contra Incendios Forestales.

Sólo hay que ver los presupuestos que se han aprobado, y quienes han sido las empresas gestoras y concesionarias durante todos estos años. Y lo más importante, la cantidad de incendios que ha habido durante todos esos años y las hectáreas que han ardido, y los presupuestos que se han ampliado para ayudar supuestamente a las zonas quemadas. Todo, pagado con los impuestos de los españoles. Una inversión, que ha dado como resultado la pérdida de un patrimonio forestal bajo las llamas, con una extensión superior a la provincia de Badajoz y numerosas pérdidas humanas, en los últimos cuarenta y cinco años.

Os dejo un documental objetivo, que os va aclarar un poco la situación.




miércoles, 15 de junio de 2022

LAS OLAS DE CALOR ARTIFICIALES... CREADAS CON INTERESES

 

La geoingeniería o ingeniería climática, es un conjunto de técnicas que incluyen la manipulación deliberada del clima. De una región o de un continente. Con el objetivo de alterar el clima con fines militares o comerciales.  




Sobre el cielo de la ciudad de Madrid, está prohibido volar con aviones o drones durante todo el año.

En la fotografía podemos ver un avión o dron, fumigando el centro de la ciudad de Madrid, la mañana del día 14-6-22.




Por debajo de los 5000 metros, se están generando estelas de fumigación con diversos productos que se mantienen en suspensión. Se han confirmado estelas generadas en torno a los 1000 metros, en la capa baja de la atmósfera, donde es imposible que se genere una estela de condensación. Estas fumigaciones, al dispersarse, llegan a tener anchos de hasta 60 km. Con unos 60-70 aviones o drones, se puede fumigar la Península Ibérica a diario.




Convenio Internacional Enmod, sobre la Prohibición de Utilizar Técnicas de Modificación Ambiental, con fines militares u otros fines hostiles. Aprobado en la Asamblea de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1976. Publicado en el B.O.E el 22 de noviembre de 1978. 




Están haciendo creer a la sociedad, que el clima de sequías o inundaciones puntuales que padecemos en la actualidad en España, son la consecuencia de la mala gestión que está haciendo el hombre en el planeta. Dentro de esa burbuja que no para de crecer, con el nombre falso de cambio climático.

En la imagen podemos ver la canícula que hay sobre la ciudad de Madrid a las12:30 del día 14-6-22.




Todos los días, excepto los días que dejan que “llueva de forma natural”, el centro de España es fumigado de sur a norte y viceversa.

Estos días, han impedido que lleguen los frentes de nubes del atlántico, engañando a los ciudadanos con el famoso anticiclón de las Azores. Un anticiclón que apareció en televisión a finales de los años 70. Todo lo que se cuenta por la televisión, el ciudadano se lo traga sin masticar.




En lo que va de junio, no ha caído una gota en todo el centro de España. Todas las sustancias que han vertido durante días, a diferentes alturas de la atmósfera, la cubren como si fueran la tapa de una hoya, impidiendo el flujo del aire y la salida del calor a exterior. Por eso tenemos estás temperaturas tan altas que no son naturales.




Oficialmente o extraoficialmente, es el gobierno de España el que está permitiendo la geoingeniería en el país. Pero ni el presidente del gobierno, ni la ministra del ejército, ni el ministro del Interior, ni la ministra de Medio Ambiente, comentan nada al respecto, ni se hacen responsables de lo que está sucediendo con su permiso.




A quien beneficia estos actos criminales? A todos los que están haciendo negocio con el aumento de la energía; con la salud de los ciudadanos; con la ruina de los negocios autónomos; con la ruina de la agricultura y la ganadería; con la ruina del turismo. Con la ruina de España. Un gobierno que ha invertido durante todo el tiempo que lleva en el cargo, más de xxxxx millones de euros, en destruir España y en perjudicar a sus ciudadanos.




En torno al 50% o más de la energía eléctrica que se consume en España, se compra a Francia. Con el coste de la energía se ha especulado hasta llegar a precios, que ya hay ciudadanos que no lo pueden pagar. Si suben las temperaturas, el precio de la energía sube, pues se consume más. Están especulando con la destrucción ambiental de España.




Cuando las temperaturas se prolongan por encima de los 40ºC, los árboles y arbustos cambian el flujo de la fotosíntesis para sobrevivir. Absorben oxígeno y desprenden anhídrido carbónico durante todo el día. Cuando se produce este cambio antinatural, lo muestran en sus hojas.




Los análisis de los compuestos que liberan estos gases, están formados por escamas de aluminio, bario, arsénico, titanio, manganeso, cadmio, silicio, polvo de diatomeas, polvo de carbón, materia orgánica, polímeros sintéticos, nano materiales.

La Organización Mundial de la Salud, advierte que la concentración alta de polvo de diatomeas dispersas en el aire, es nociva. Perjudica seriamente a los pulmones, creando fibrosis leve, enfermedades respiratorias, coronarias, neumonías y gripes.

El hidróxido de aluminio liberado en las fumigaciones, contribuye a la aparición de enfermedades neurodegenerativas, como el alzheimer, tumores en los pechos de las mujeres, casos de iptus, enfermedades cardiorrespiratorias, párkinson, autismo infantil y juvenil...




Las muestras de agua de lluvia recogidas, revelan unos valores muy altos de aluminio y de otros metales. El agua de la lluvia es neutra, carece de minerales. En la imagen, vemos lo que llueve sobre nuestras cabezas muchos días del año. 




Los aerosoles de la geoingeniería, destruyen y eliminan la capa de ozono. Los rayos UV están aumentando en exceso en las últimas dos décadas, debido a la introducción continua de aerosoles en la atmósfera. Las recientes mediciones reflejan un aumento exponencial de la radiación UVB. Los ciudadanos empiezan a darse cuenta de los efectos del sol en la piel y en los ojos. Han aumentado los cánceres de piel, la pérdida de visión y las cataratas oculares.




Temperatura tomada en el interior de una vivienda el día 14 de junio a las 16:00 horas.




Temperatura tomada en el exterior de la vivienda el día 14 de junio a las 16:15 horas.

La ola de calor que soportó Francia en el verano de 2003, mató a más 15.000 personas.




Esto que está ocurriendo en España, ha sido premeditado. Se está ejecutando bajo una agenda o plan criminal internacional, que se trazó en los años cincuenta del pasado siglo. Los políticos que “gobiernan” lo han aceptado y lo están dirigiendo desde 1980.

Una sociedad con una mentalidad normal, sana, no puede permitir esto.




Empieza a mirar al cielo... Piensa un poco... Y no seas cómplice de lo que está ocurriendo.


sábado, 11 de junio de 2022

LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS Y SOCIALES DE LA GEOINGENIERÍA EN LA AGRICULTURA DE ESPAÑA.

 


La realidad del cambio climático que están vendiendo en España los políticos que nos gobiernan, es un fraude criminal encubierto, que se ha ido incrementando cada diez años. Desde la década de los 80, hasta llegar a esta situación que estamos soportando.

Vamos a ver como incide este cambio climático artificial en la agricultura, creado con geoingeniería climática.


martes, 24 de mayo de 2022

LOS MONTES MEDITERRÁNEOS DEL CENTRO DE ESPAÑA. VERANO PRIMERA PARTE

Hoy, las áreas de nidificación del buitre negro, donde todavía resiste, se localizan en las sierras bajas y en las montañas. Ni un sólo espacio forestal mediterráneo sobre arenas de llanura, cuenta hoy con una pareja nidificante. En 1880, hace poco más de un siglo, numerosas parejas criaban en la Casa de Campo y en los montes de El Pardo y Viñuelas, en las mismas puertas de la ciudad de Madrid. El célebre naturalista alemán, Alfredo Brehm, gran conocedor de los espacios naturales de España en la época, cita en una crónica de un viaje ornitológico que hace con el príncipe de Austria y Hungría, en 1879, “que la mayor concentración de buitres negros de la Península, se halla sin duda alguna en las proximidades de Madrid”

En aquella época, el alimoche era común cerca de los grandes núcleos urbanos. En toda la provincia de Madrid apenas queda una pareja reproductora hoy. A esto, no se si se le puede llamar gestión, destrucción, exterminio sin fundamento o desidia.







La mariposa que vemos, fue muy abundante en todos los montes mediterráneos que cubrían el centro de España, hace tan sólo doscientos años. En una época en la que la mayoría de los montes pertenecían a los municipios o al estado, donde su gestión se hacía según el rendimiento que daban, sin sobreexplotarlos. En esa época, el madroño estaba presente en todos los montes en pie, catalogados por el estado. Hoy, los últimos madroños naturales que quedan en el centro de España, se localizan en las sierras del sur oeste de Madrid, Toledo y Ávila, y en ciertos puntos aislados del Sistema Central. La mariposa del madroño, como tantas especies que están unidas a otras por evolución, tiene su vida ligada a este árbol.




El verano activa a todos los reptiles del monte mediterráneo. Durante las horas centrales del día, cuando los insectos están más activos, los pequeños mamíferos están en sus refugios bajo tierra y las aves en sus diferentes nidos, las culebras y los lagartos salen de caza por sus territorios. En esta época, las águilas culebreras están criando a su único pollo, que ya tiene un mes de vida. Un pollo que necesita todos los días, una media de tres culebras o lagartos ocelados, para terminar de completar su crecimiento en el nido, en el próximo mes y medio. En la imagen vemos a uno de los padres con un lagarto ocelado en el buche, cerca del nido.




Los ciervos ibéricos, tienen su distribución histórica natural en las formaciones mediterráneas, donde sobrevivieron los últimos ejemplares en el siglo XX. A mediados de este siglo, se empezó a repoblar los montes de todo el territorio nacional, con ejemplares de Sierra Morena y Los Montes de Toledo principalmente. Montes históricos como El Alamín en Toledo o El Pardo en Madrid, siempre los han criado.




La Península Ibérica tiene la particularidad, debido a la variedad de climas y montes que cubren su geografía, que podemos encontrar en mayor o menor densidad a ciertas especies de la fauna. El cárabo común, más representativo de los montes atlánticos de hoja caduca, no falta en todos los montes mediterráneos, donde abundan los grandes árboles centenarios con grandes agujeros. Donde pasa el día hasta la llegada de la noche y cría una nueva generación. En las manchas donde las precipitaciones son más generosas y abundan los pequeños roedores, sus densidades son más altas.




En el mundo natural forestal, los montes están formados por varias especies de árboles y arbustos. Sólo en aquellas zonas geográficas del monte, donde se dan unas condiciones naturales de suelos y el sol incide más, o menos, ciertas especies forestales llegan a ser más representativas que otras.

La gestión forestal humana, ha sido determinante en los últimos dos mil años, en la configuración de los montes ibéricos. Todos los montes históricos que hoy conocemos, porque han sido importantes para la economía, tienen generalmente una o dos especies forestales representativas, como consecuencia de su importancia en esa zona geográfica. En las zonas donde fue más importante el encinar, por la abundancia se sus frutos y su calidad, para dar de comer a la ganadería, se facilitó la expansión de esta especie y se cortaron regularmente los demás árboles para la producción de maderas y leñas. Lo mismo ocurrió donde fue importante la calidad del piñón, el corcho, la madera y la resina.




Las condiciones ambientales y la abundancia de alimento, hacen posible que las especies granívoras e insectívoras que habitan en los montes mediterráneos, tenga una cría, dos, más, o se malogre entera o en parte su nidada. El clima es un factor determinante, que condiciona la vida de la flora y sus especies, de los insectos, de la fauna que se alimenta de ellos. En condiciones ambientales naturales, una pareja de tórtolas comunes suele sacar dos nidadas, desde el mes de marzo que llegan a La Península Ibérica, hasta mediados de septiembre que inician el regreso a África. El verano se convierte en un reto muy importante, para la supervivencia de muchas especies.


sábado, 30 de abril de 2022

EL MUNDO NATURAL DEL TORO BRAVO. PRIMAVERA

En la historia del planeta tierra, sólo hay dos seres vivos que tienen más documentación de referencia. Uno es el ser humano, el otro es el toro bravo ibérico.



De las cinco especies de toros bravos que había en el siglo XX, hoy sólo existen la casta navarra, vistahermosa y cabrera, aislada en la ganadería de Miura. Las castas morucha castellana y los toros del jarama (jijona y toros de la tierra) se extinguieron en el siglo XX.


La primavera llena de recursos los montes. Es una buena época para nacer. Ahora no falta el alimento y el agua por ninguna parte. El ambiente y las temperaturas son muy agradables. Los que nacen ahora, tienen muchas posibilidades de criarse bien.


Los espacios naturales donde habita el toro bravo, se mantienen en equilibrio. Aquí, prevalece el hábitat y la forma de vida que tiene este animal. Un ser vivo que necesita un hábitat y un clima lo más natural posible, que le proporcionan alimento y agua durante todo el año.


En la mayoría de los yacimientos arqueológicos que se están excavando en la Península Ibérica, han aparecido cráneos y huesos de toros. En las pinturas levantinas, tampoco falta la figura de este animal. Un ser vivo, que desde la más temprana edad del hombre, hace más de quinientos mil años, ha despertado admiración por su estampa, su comportamiento y su temperamento.


Los días lluviosos de la primavera se dejan sentir en las laderas altas de la sierra, pobladas por enebros, encinas y variados arbustos. El monte está cubierto de una vegetación que revive y se manifiesta con multitud de flores de infinitos colores. En estos ambientes naturales viven los toros bravos, junto con otras especies.


martes, 29 de marzo de 2022

LOS MONTES MEDITERRÁNEO DEL CENTRO DE ESPAÑA. PRIMAVERA 2 PARTE.




En las grandes rocas que sobresalen en las laderas de la sierra, cubiertas por el monte mediterráneo, tienen su territorio de cría algunas parejas de águila real. En estos lugares privilegiados por su clima, la geografía y la abundancia de presas, donde todavía se respeta a las águilas reales, casi todas las primaveras sacan dos pollos.




El panorama entomólogo que podemos encontrar en los montes mediterráneos es muy amplio, variado y en ocasiones llega a ser muy interesante, cuando encontramos a especies muy resultonas por sus formas y muy desconocidas por su hábitos. La nemoptera (Nemoptera bipennis) conocida en varias localidades como el duende, es una especie que habita en los claros del monte. Su población se localiza en zonas geográficas puntuales del territorio peninsular.




La segunda parte del documental, nos lleva a los montes mediterráneos que pueblan las laderas y los valles de las sierras bajas y las montañas del Sistema Central. Aquí, la primavera llega más tarde y dura algo más. El clima es más inestable, llueve y nieva más.

En estos ambientes, la encina es menos abundante y está más acompañada por otros árboles y arbustos. Los quejigos, alcornoques, enebros, sabinas, pinos piñoneros y fresnos, llegan a formar manchas casi puras.

Un mundo forestal variado, donde cada valle guarda otro mundo variado y diferente de diversidad y de vida.



La vida del azor está llena de curiosidades en su comportamiento y de cambios físicos a lo largo de su vida. Cuando llega la primavera, renueva sus lazos de unión con su pareja, para sacar adelante una nueva generación. En esta época, el macho es el encargado de llevar las presas al nido, hasta que los pollos tienen un mes. Esta rapaz está especializada en la captura de córvidos y de sus pollos en los nidos.







En las zonas de los montes donde todavía se mantienen los microclimas y la calidad del suelo, prosperan variadas especies de orquídeas mediterráneas, de vistosas formas y colores. Estas pequeñas orquídeas, no tienen el tamaño ni la amplia variedad de las que prosperan en los bosques tropicales. Pero, en cuanto a formas, colores y situación geográfica, las hace únicas en el planeta. Por otra parte, cumple un papel muy importante como bioindicadores, de la calidad del espacio forestal donde habitan y de la evolución del monte que hubo en otras épocas, donde hoy prosperan grandes árboles y arbustos mediterráneos.




La tórtola común, de vistoso y elegante plumaje, es un ave de hábitos discretos en los montes donde habita y cría durante la primavera y el verano. Sus pequeños nidos pasan muy desapercibidos. Nunca fue un ave abundante en los montes donde cría, sólo fue notoria durante el paso. En los años ochenta del pasado siglo, una empresa dedica al deporte cinegético, puso de moda la venta de puestos de caza en ciertas zonas de Marruecos, donde se concentran las tórtolas para pasar. Esta gestión cinegética, si se la pude considerar así, es la causante de la extinción de la tórtola en la mayor parte de la Península Ibérica y de su situación actual.




Hace doscientos años, el madroño estaba presente en todos los montes mediterráneos del centro de España. Las desamortizaciones y la venta de las dehesas y los montes públicos; la gestión forestal y la manipulación del clima, han extinguido al madroño en todos los montes de llanura, y le han puesto al borde de la extinción en las últimas sierras donde habita.

Hoy, los últimos madroños del centro de España, con grandes portes, sobreviven en ciertas zonas de las sierras de Ávila, Madrid y Toledo.




La cornicabra, aun sin hojas, nos deja ver la silueta del corzo. En los últimos 25 años, el corzo ha vuelto a poblar de forma natural, todos los montes mediterráneos y las riberas arboladas del centro de España, a pesar de la caza furtiva y del alto número de ejemplares que mueren en las carreteras. Hace treinta años, si queríamos ver un corzo los que vivimos en Madrid, teníamos que ir a ciertas zonas de las sierras de Guadarrama y de Ayllón.