miércoles, 6 de marzo de 2019

LOS BOSQUES ATLÁNTICOS DEL SISTEMA CENTRAL. PRIMAVERA




Mediado el mes de febrero, cuando los árboles del bosque se encuentran desnudos, entre las hojas que cubren el suelo se empiezan a ver pequeñas flores que de vistosos colores y formas. Hepáticas, narcisos, celidonias y violetas, anuncian el comienzo de la primavera...

Las continuas lluvias de marzo y de abril, van templando las temperaturas de las montañas que forman el Sistema Central. Con el paso de los días, las diferentes especies de árboles y arbustos atlánticos que pueblan los valles, se van haciendo notar según van mostrando sus hojas y flores. Cerezos silvestres, abedules, hayas, avellanos, robles, castaños, mostajos, serbales, endrinos, fresnos, alisos, álamos... Se van transformando a lo largo de los meses de abril y mayo.

Con la primavera, la fauna que habita estos bosques también se activa. Numerosas especies de aves que pasaron el invierno en África tropical, están llegando a sus territorios para criar. Los pequeños mamíferos y anfibios, van despertando del frío invernal y se dejan notar más. Lo mismo ocurre con las diferentes variedades de insectos, que se ven por todas partes.

Los arroyos y los ríos son otro espectáculo de vida... Que fluye por donde pasan.

Ahora, los bosques atlánticos que pueblan las montañas del Sistema Central, son un mundo de vida renovada. Sólo tienes que entrar en ellos para conocerlos, y entender que significan para ti.










2 comentarios: