lunes, 8 de agosto de 2022

EL CAMBIO CLIMÁTICO QUE HA VENIDO CON LA UTILIZACIÓN ILEGAL DE LA INGENIERÍA CLIMÁTICA. 3º PARTE

Coaccionados por el gobierno, una gran mayoría de los ciudadanos han terminado por asumir inconscientemente, la campaña criminal que lleva por nombre el de Cambio Climático. Una campaña que va dentro de una agenda globalista extranjera, que empezó a desarrollarse en España en los primeros años de la década de los ochenta del pasado siglo.

Según el gobierno y sus esbirros científicos, donde los haya, si los hay. El clima de España está cambiando, y van a seguir las sequías y las olas de calor, desde marzo a octubre, como en los últimos 37 años. Según ellos, España se va a convertir en una sabana africana...

El Cambio Climático que están imponiendo en España a la sociedad, sólo existe en una campaña muy bien organizada por el gobierno. Coordinada por el Ministerio de Agricultura, el de Medio Ambiente, el de Interior y el del Ejército. Llevada a cabo con ingeniería climática encubierta.

Esta campaña, ha sido muy bien organizada y difundida en los últimos cuarenta y dos años, en todos los medios de información. Con la ayuda de los diferentes medios de comunicación, subvencionados por el gobierno. Por la Agencia Estatal de Meteorología de España, y las principales organizaciones ecologistas del país. Una mentira repetida durante cuarenta y dos años, termina haciendo mucho daño en la sociedad.

Cuarenta y dos años manipulando y arruinando el clima. Adoctrinando a la sociedad los 365 días del año, con los diferentes medios de información y con la ayuda de las principales organizaciones ecologistas, terminan “convenciendo”, engañando a la sociedad, haciéndola creer que todo esto es real.

Lo único que tiene de real esta trama criminal, es la ruina económica que están causando en la agricultura de España, por falta de lluvias. La ruina que están causando en la ganadería, por falta de pastos. La despoblación que están causando en la España Rural, como consecuencia de la ruina que están causando en sus principales sectores. La ruina que están ocasionado en el sector energético, por falta de agua. La ruina que están causando a la economía familiar, por el aumento del precio de la energía. Y para muchos, por desgracia, el último verano para ellos, como consecuencia de las altas temperaturas y la contaminación acumulada, por falta de tormentas que limpian la atmósfera y refrescan el ambiente.

Pero lo más curioso de todo, aunque pueda parecer imposible, después de lo que nos están haciendo creer, es, que el clima natural va hacia otro periodo frío y más lluvioso. Especies de nuestra fauna, que hace 25 años sólo habitaban en los pinares y robledales de las montañas del Sistema Central, hoy habitan y crían en los encinares y riberas de la campiña de Madrid. Una especie que habita en bosque con un clima de montaña, no coloniza un territorio con un hábitat y un clima que en nada le favorece. Si los trepadores azules, los herrerillos capuchinos, los arrendajos, los zorzales charlos y las tarabillas comunes, habitantes de las montañas ibéricas, han colonizado las campiñas, es porque está sucediendo un cambio climático, en el que las temperaturas medias naturales están bajando. Sólo hay que ver las medias nocturnas, que son los periodos donde menos afecta la manipulación climática, o las numerosas tormentas que se levantan durante el verano, que no precipitan en su mayoría, por esta manipulación climática.

En treinta o cuarenta años, sólo se producen cambios climáticos en las películas de ciencia ficción y en los gobiernos traidores a su país y a sus ciudadanos.

Vean el pequeño documental y se darán cuenta de lo que está ocurriendo en España.





domingo, 31 de julio de 2022

EL MUNDO NATURAL DEL TORO BRAVO. VERANO


Todas las razas de vacas ibéricas, han desarrollado por evolución natural, una cornamenta grande y astifina, para defenderse y defender a sus crías de los depredadores naturales. Ante estas defensas tan serias, los lobos y en tiempos los osos, poco o nada podían hacer, pues estos animales venden muy cara la vida, tanto cuando están solos, con sus crías o en compañía de la manada.

Las historias o “noticias” que han ido apareciendo en los diferentes medios de información del país, en los últimos veinte años, sobre la muerte de vacas y sus becerros, por buitres leonados o negros, son increíbles, fantásticas, de tiempos de La Edad Media. Cuando a los ciudadanos se les amedrentaba con dragones o seres maléficos que habitaban en los bosques.

Una tomadura de pelo insensata, desde los diferentes estamentos de medio ambiente de la administración, que ha hecho mucho daño a los buitres leonados y negros, alimoches y quebrantahuesos, dejando en entredicho la sabiduría popular sensata de los ganaderos españoles.




El mundo del toro bravo se desarrolla en aquellos ambientes donde todavía existe. Donde se extinguió hace tiempo, su esencia, su cultura, su tradición, sólo permanece en el recuerdo de las personas mayores; en algunos escritos, o se ha perdido. Hoy, junto al bisonte europeo, son los últimos grandes bóvidos de todo el continente euroasiático.




Con el verano, los pastos verdes que se desarrollaron durante la primavera, que aportaron un alimento muy importante para los toros y las vacas bravas, y todos los fitófagos del monte, se han secado. Han perdido ese valor nutritivo importante. Ahora, las semillas de los pastos secos, la grama que verdea alrededor de las fuentes y manantiales, las hojas de árboles y arbustos, y los frutos de algunos arbustos, van a ser el único alimento natural que va a encontrar en el monte.

El toro y la vaca brava han evolucionado en un medio ambiente, donde su cuerpo está adaptado para sacar al 100% de provecho de todos los recursos naturales que le alimentan bien a lo largo de todo el año. En un monte alto, donde las encinas, los quejigos, alcornoques y los robles dan abundantes bellotas y protegen los pastos; donde abundan los arbustos que les proporcionan hojas y frutos, los toros y las vacas no van a tener problemas de alimentación en ninguna época del año.


EL CAMBIO CLIMÁTICO QUE HA VENIDO CON LA UTILIZACIÓN ILEGAL DE LA INGENIERÍA CLIMÁTICA. 2º PARTE

La Agenda 2030 es la consecución de una agenda, que ciertas élites extranjeras, globalistas, elaboraron en los años 50 del pasado siglo, para someter a la sociedad alterando el ritmo del planeta. Esta agenda criminal, llegó a España en los años 80 de la mano de los políticos.

Con ella ha venido el afamado cambio climático. Un cambio climático repentino, que han creado artificialmente en los medios de comunicación en los últimos 25 años. Un año antes, no se sabía nada de este cambio climático fantástico.

Científicos contrastados y personas sensatas que conocen bien el medio ambiente y sus cambios naturales, han llegado a la conclusión y lo han publicado en numerosos medios de información, que un cambio climático es imposible que se produzca en 40-50 años. Los cambios climáticos se producen durante siglos y son constantes.

Lo que está ocurriendo en España desde hace cuarenta y cinco años, y en muchos países, es que están modificando el clima con ingeniería climática. Para crear sequías, olas de calor, inundaciones puntuales, bajadas puntuales de temperaturas, etc. Con fines criminales económicos, sociales y culturales. En España, ya sabemos muy bien a que precio se ha puesto la electricidad este verano; también sabemos como se ha ido despoblando el campo y el mundo rural, como consecuencia de una agricultura y una ganadería, que sólo da trabajo y apenas deja beneficio. Si el mundo rural desaparece, su cultura también. En consecuencia, el 50% o el 60% de la vida de España, está desapareciendo por la ingeniería climática.

El programa para alterar el clima se hace a diario. Con aviones o drones preparados para fumigar los diferentes productos patentados, que alteran el clima de una forma o de otra. En los últimos treinta y dos años, en La Península Ibérica no hemos tenido una primavera o un otoño natural, en los que se hayan producido las precipitaciones y las temperaturas regulares de estas estaciones. Estos dos periodos del año son fundamentales, para que los campos, los montes y los cursos fluviales, cojan el agua necesaria para cubrir las necesidades vitales.

Los productos con los que fumigan en la atmósfera, para producir estas sequías anuales que estamos soportando, llegan al suelo, al agua que bebemos y a los ciudadanos. El polvo de aluminio, el grafeno, las tierras de diatomeas y otros, producen numerosas enfermedades degenerativas como el alzheimer, el parkinson, pérdida de memoria, ictus, cánceres, epidemias de gripe, neumonías... Enfermedades que se han puesto muy de moda en España en los últimos treinta años.

Igual que arruinan y matan la salud de los ciudadanos, también matan la salud de los árboles y arbustos de los montes ibéricos. Las sequías encadenadas, año tras año, y las olas de calor por encima de los 45ºC que producen durante el verano, están exterminando montes enteros.

La fauna también está sufriendo lo suyo. Cualquier ciudadano que salga por el campo a dar un paseo, se dará cuenta de que apenas se ven insectos de cualquier tipo. Las aves, como consecuencia de esta falta de alimento y las las subidas repentinas de calor o las bajadas de temperaturas, apenas se reproducen o crían muy mal.

La sobreexplotación de acuíferos y pérdida de fuentes, como consecuencia de esta alteración del clima, está ocasionando la extinción de muchos espacios forestales que habitan sobre arenas. Las dehesas de Castilla, Extremadura y Andalucía, han perdido más del 25% de sus árboles centenarios en los últimos treinta años. El Monte de El Pardo y todos los montes que hay en sus alrededores, unas 22.000 hectáreas, se están muriendo, como consecuencia de la ingeniería climática y la sobreexplotación del Acuífero Terciario Detrítico Nº14.

Esto, es una parte de la realidad que estamos viviendo, que estamos soportando ilegalmente, inconstitucionalmente en España. Bajo la bandera de La Agenda 2030, en su Capítulo El Cambio Climático. Una campaña criminal muy bien organizada por las élites que quieren manejar este mundo, con la ayuda de títeres sin cerebro ni escrúpulos, que llegan al gobierno de un país, engañando y sometiendo a sus ciudadanos.

Vean el pequeño documental y se darán cuenta de lo que está ocurriendo en España.






sábado, 23 de julio de 2022

EL CAMBIO CLIMÁTICO QUE HA VENIDO CON LA UTILIZACIÓN ILEGAL DE LA INGENIERÍA CLIMÁTICA. 1º PARTE

Las consecuencias o los actos criminales que se están sucediendo en España, desde el mes de mayo hasta la fecha, con un periodo seco en el que no ha llovido un sólo día; con olas de calor, con temperaturas por encima de los 45ºC; con incendios forestales descontrolados por todo el país, donde se informa a los ciudadanos, que el causante es el cambio climático; con una factura de la luz que no deja de subir y de engordar, a consecuencia de esta sequía y de estas olas de calor premeditadas. Todo esto que estamos viviendo, nuestro gobierno demócrata lo presenta a la sociedad, en los diferentes medios de comunicación subvencionados, como las consecuencias de lo que está ocurriendo con un cambio climático, que han inventado en los últimos treinta-cuarenta años.

La realidad veraz, objetiva, son dos. Lo que está ocurriendo en España en los últimos cuarenta años, en especial en los últimos treinta, es, que La Península Ibérica está sufriendo una campaña criminal de ingeniería climática, que está alterando el clima. La otra realidad, objetiva y científica, es, que un cambio climático de esta magnitud y de esta gravedad, que estamos soportando los ciudadanos en España, es imposible que se produzca en treinta o cuarenta años de forma natural, por la incidencia de la quema de combustibles fósiles.
La Pequeña Edad de Hielo, se produjo durante quinientos años, más o menos. Los cambios climáticos tienen un ciclo que dura siglos: comienzan, se estabilizan, comienza el siguiente. El final de un cambio climático, es el comienzo del siguiente.
En treinta o cuarenta años, sólo se producen cambios climáticos en las películas de ciencia ficción y en los gobiernos demócratas-fascistas, traidores a su país y a los ciudadanos.
Vean el pequeño documental y se darán cuenta de lo que está ocurriendo en España.






Empieza a mirar al cielo... Piensa un poco... Y no seas cómplice de lo que está ocurriendo. Una sociedad con una mentalidad normal, sana, no puede permitir esto.

jueves, 21 de julio de 2022

VII LOS MONTES MEDITERRÁNEOS DEL CENTRO DE ESPAÑA. VERANO SEGUNDA PARTE

 

En los últimos treinta años, el corzo ha vuelto a casi todos los espacios naturales o modificados, donde la ganadería, la agricultura y la caza mal gestionada, le habían extinguido hace siglos.

El abandono social, cultural y económico que está padeciendo el mundo rural, y la pérdida de más del cincuenta por ciento de la ganadería que se criaba en nuestros montes, ha dejado la puerta medio abierta para que esta especie ibérica se recupere.

Es el más pequeño de nuestros cérvidos. Es menos abundante y social que los grandes ciervos y los elegantes gamos. Los machos mantienen un territorio lo largo del año, donde viven varias hembras. Esta especie tiene dos particularidades. Hecha las cuernas entre el mes de noviembre y febrero, y las tira entre octubre y noviembre. Los partos de las hembras suelen ser dobles e incluso triples algunas veces. Un punto muy importante que le ha ayudado en su vuelta, en un periodo corto de tiempo.

Pero, el mundo que dejó hace dos siglos, en nada se parece al actual. Hoy el mundo está lleno de carreteras que hay que cruzar, por donde circulan vehículos veloces todas las horas del día. Gente sin escrúpulos que los mata ilegalmente durante todo el año, que se denominan cazadores porque tienen un arma de fuego.

El mundo que había en España hace sesenta años, ha cambiado mucho. Para bien y para muy mal. En su forma de vivir, trabajar y entender el mundo donde se vive. El corzo no ha vuelto a sus zonas de origen por estas leyes nuevas, que supuestamente protegen a las especies y a los espacios naturales. El corzo ha vuelto, porque le ha traído la desidia administrativa, el abandono del campo, de la ganadería, del mundo rural.


miércoles, 13 de julio de 2022

EL CAMBIO CLIMÁTICO MODERNO Y EL NEGOCIO DEL FUEGO

 

En España no es nuevo esto de los incendios forestales creados por intereses económicos.

Desde los años ochenta del pasado siglo, se ha ido creando un negocio que da enormes beneficios a las empresas que adquieren los contratos. Los medios de comunicación entretienen y dan de que hablar durante los meses de verano, en los que apenas hay noticias.




Cómo es posible en España, con las campañas que se hacen a lo largo del año (cortafuegos, pistas forestales, zonas de servidumbre, limpias y aclareos en los montes, equipos aéreos y terrestres, vigilancia durante la primavera, el verano y el otoño, carteles, anuncios en los diferentes medios de comunicación) que todos los años se produzcan más de mil de incendios forestales, en los que arden miles de hectáreas.

Al final, las consecuencias sólo son una. Un montón de millones de euros del presupuesto del estado, invertidos para que ardan los montes, pues no evitan nada. Ahí están los resultados.





Castaño de unos mil años de vida, casi consumido por uno de los incendios intencionados, de finales de los años setenta del pasado siglo, en La Sierra de Gredos. A pesar de su aspecto, sus restos siguen creando vida (hojas) todas las primaveras. Pero este bosque no volverá a ser nunca lo que fue, con esos árboles monumentales.




Este es el estado en el que se encuentra el monte de alcornoques, encinas, quejigos, robles melojos, enebros, fresnos, arces, cornicabras, sanguinos... después del incendio intencionado que ocurrió en el verano de 1980, entre los términos municipales de Torremocha del Jarama, Torrelaguna y La Cabrera.

En los años setenta y ochenta, ardieron algunos de los mejores montes del país, bajo los intereses inmobiliarios. La moda de las urbanizaciones y las parcelas de fin de semana, han salido muy caras al país.



En julio de 2012 ardió todo este valle, localizado en el término municipal de El Vellón. Un espacio forestal de considerable importancia, cubierto de enebros, encinas, quejigos, arces, fresnos, chopos, cornicabras, acebuches... Después de diez años, este es su aspecto.

En los años 90 ardieron enormes extensiones de monte, que no habían ardido nunca, bajo los intereses de una industria del fuego, que se ha creado a expensas del dinero público, que gestionan funcionarios públicos que participan en empresas privadas, paralelas al negocio del fuego.




Este es el aspecto que tenía una zona del monte de Cadalso de Los Vidrios, cuatro días después del incendio. El monte, las especies forestales, la fauna, el suelo y el clima, se han perdido por tiempo indefinido en esta zona del territorio nacional. Julio de 2019.

Desde los años ochenta del pasado siglo hasta la fecha, a pesar del aumento de los presupuestos para combatir los incendios forestales, estos, a parte de no disminuir, cada año se van haciendo más grandes. Produciendo más daños y más ruina a las zonas arrasadas.




Lo que está ocurriendo en España no es un cambio climático, como consecuencia de la utilización irracional de los recursos naturales por el hombre, que es lo que está vendiendo e imponiendo a la sociedad este gobierno, mediante el adoctrinamiento en los diferentes medios de comunicación.

Es la alteración premeditada del clima con ingeniería climática, que crea periodos secos prolongados, que están provocando entre otros, la destrucción de los últimos espacios forestales.

Con una industria paralela que se ha creado en los últimos cuarenta años, con el nombre genérico de Plan Nacional de Lucha Contra Incendios Forestales.





Monte de pinos piñoneros, encinas, cornicabras y robles melojos, destruida por el incendio del verano de 2019 en Cadalso de los Vidrios. Esto, es todo lo que hay después de tres años.

Os acordáis de los anuncios de cada verano: “todos contra el fuego... todos contra el fuego... No queméis lo que es vital.... ¡Qué forma de adoctrinar a la sociedad, para que admita estos hechos criminales, como situaciones normales durante el verano!

Los incendios forestales nunca han sido situaciones normales ni naturales en España. La vegetación mediterránea y su estructura natural en el monte, está preparada por evolución para que no se produzcan incendios. Los incendios han venido de la mano interesada del hombre.



Curiosamente, estos incendios forestales se producen los días más calurosos del año, generalmente en verano, cuando sopla el viento en las zonas premeditadas donde está ocurriendo ese gran incendio.

Por ley, cualquier ciudadano puede informarse de como se ha realizado el plan técnico de extinción de un incendio forestal. Desde que se inició hasta el fin.

Observará, que en los incendios más grandes, el fuego se empezó a apagar varias horas después de que fuera denunciado en los diferentes medios. Que se pusieron en marcha todos los recursos mecánicos y humanos, cuando el incendio ya era incontrolable y curiosamente tenía varios frentes abiertos.

¿Cuánto tardaron los bomberos en ponerse en marcha para apagar el incendio del Alto Tajo, que ocasionó una barbacoa en 2005, arrasando unas 2500 hectáreas? ¿Cuánto tardaron los bomberos en ponerse en marcha para apagar el incendio de Somosierra, que causó un rayo en 1995, arrasando unas 1000 hectáreas de pinar del alta montaña?

En cada uno de estos incendios forestales, se sabe realmente lo que ocurrió. El tiempo que tardaron en llegar los medios de extinción de incendios, desde que se les autorizó; la forma en la que actuaron los agentes de la autoridad, bajo las ordenes que se les dio; el protocolo acertado o intencionado con el que se actuó.





Así ha ocurrido en cientos de incendios forestales que ha habido desde mediados de los años setenta hasta la fecha. En Las Rozas de Puerto Real, en Torrelaguna-La Cabrera, en Somosierra, en el Alto Tajo, en Almorox-Cadalso de los Vidrios-Rozas de Puerto Real-Cenicientos, en Las Navas del Marqués, en La Sierra de la Paramera, en la Sierra de la Culebra y ahora en Valencia y otros puntos del país.

Los ciudadanos de La Sierra de La Culebra lo han vivido recientemente. Ellos nos podrían contar muchas cosas irregulares que han visto, desde que comenzó el incendio, hasta que apareció por allí el presidente del gobierno para hacerse la foto.

Como dato, dejo esta nota sacada de un medio de comunicación: “Los bomberos de Castilla León han declarado, que sólo se incorporó al trabajo el 25 % de la plantilla, varios días después del comienzo del incendio, cuando ya era incontrolable”.




El protocolo del negocio de los incendios forestales que se sigue en España, desde hace unos cuarenta años, es el siguiente. Primero, crean la situación para que se produzca el incendio forestal. Segundo, crean el incendio forestal durante las horas más cálidas del día, próximas a la tarde, y dejan que se forme el frente o los frentes de llamas. Cuando cae el día, si no se ha conseguido apagar, la noche va a multiplicar ese incendio. Tercero, hacen el papel político correspondiente, frente a los medios de comunicación y la sociedad, intentando apagar un incendio incontrolable que han creado. Cuarto, vuelven a hacer el papel político correspondiente de salvadores, visitando las zonas quemadas. Quinto, aprueban nuevos presupuestos para supuestamente ayudar a los habitantes de las zonas afectadas. En realidad, son presupuestos para seguir generando el negocio con las empresas que viven del fuego. Sexto, aprueban nuevos presupuestos para plantar las zonas quemadas con pinos y otras especies de crecimiento rápido, que nada reportan a las zonas afectadas, que seguramente volverán a quemar dentro de 25-50 años. Séptimo, dejan la zona arruinada para los próximos 50-100 o más años.

Después de cuarenta y cinco años, ocurriendo todos los veranos igual, no es lógico que El Cuerpo de Ingenieros de Montes del Estado y La Guardia Civil, no se hayan dado cuenta todavía de lo que está ocurriendo.




Según el Ministerio de Medio Ambiente de España, “el calentamiento global está creando las condiciones ambientales propicias para que se declaren y extiendan incendios cada vez más destructivos. Es preocupante que las condiciones más secas y cálidas, causadas por el calentamiento global, incrementan la inflamabilidad y el riesgo de combustión de la vegetación, lo que ha conducido a incendios muy intensos y de rápida expansión”.

Así de simple, con estos argumentos falsos, se engaña, se manipula y se adoctrina a la sociedad, desde las altas instituciones del estado.




En los últimos cuarenta años, España está soportando una campaña criminal de ingeniería climática o geoingeniería, que está alterando el clima durante todas las estaciones del año. En España ya no llueve ni el 60% de lo que llovía en 1980.

A esta sequía artificial, hay que sumar las olas de calor que crean periódicamente, con productos criminales que fumigan con aviones o drones. Temperaturas que pasan de los 45ºC muchos días del verano.

Como dato os dejo tres. Desde finales de abril del presente, en el 90% del territorio nacional no ha caído una gota. No han dejado de fumigar los cielos de España ni un solo día. En los últimos 10 días, entre las 12 del medio día y las 19:00 horas, los termómetro no han bajado de los 45ºC en Madrid. Esto forma parte de la ingeniería climática o geoingeniería, que estamos soportando, que este gobierno nos está imponiendo. Las consecuencias las vamos a ver en los montes y en los hospitales.




Este es el aspecto que tienen los quejigos, localizados en una dehesa de Colmenar Viejo, después de la primavera y el seco verano que están soportando. Hecha el 30 agosto de 2021.

Ante esta manipulación climática criminal, no hay monte que resista la deshidratación y la muerte. La mayoría de los montes ibéricos están deshidratados, muy afectados por la ingeniería climática, que los está poniendo al servicio de los intereses del fuego.

Unos intereses conectados desde hace cuarenta años, que sólo van en una dirección, la destrucción del patrimonio natural, cultural y económico de España.




Empieza a mirar al cielo... Piensa un poco... Y no seas cómplice de lo que está ocurriendo. Una sociedad con una mentalidad normal, sana, no puede permitir esto.


VI LOS MONTES MEDITERRÁNEOS DEL CENTRO DE ESPAÑA. VERANO SEGUNDA PARTE


El águila imperial ibérica, estuvo a punto de desaparecer para siempre en la décadas de los años setenta y ochenta. Como consecuencia de esa desidia que siempre ha acompañado a esos malos gestores, que han llevado al país hacia el precipicio. La ignorancia del que entiende que todo lo que viene del campo y del monte es atrasado; y la prepotencia del que se supone que es inteligente porque ha estudiado algo y tiene un título. Cuando se juntan la desidia, la ignorancia y la prepotencia, se convierten en un arma de destrucción masiva.

En el siglo XIX venían a España científicos de todo el mundo, para cazar águilas imperiales ibéricas para los museos o colecciones particulares. Daba igual la época del año, estuvieran criando o no. Durante este siglo, ocurrió el mayor desastre natural y social de este país, las desamortizaciones y las ventas de montes y dehesas del estado, de la iglesia y de los municipios. Millones de hectáreas públicas, se vendieron a bajo coste a manos privadas. Dejando sin pastos y sin trabajo a millones de españoles que vivían de estos espacios forestales. La mayoría de estos montes se talaron o se desmontaron, para recuperar rápido el dinero de la compra. El águila imperial ibérica, como los ciudadanos que habían mantenido esos montes y dehesas en perfecto estado, se quedaron sin medio de vida.

En el siglo XX, con lo que quedaba, se unieron revueltas, guerras civiles y mundiales. La madera para construir y la leña para cocinar y calentar las casas, sólo sale de un sitio, de las últimas manchas que van quedando.

En los años cincuenta se crearon las juntas de extinción de animales dañinos en todo el territorio nacional. Desde Francia vino la enfermedad de la mixomatosis. Dos balas más disparadas desde la ignorancia y la sin razón, que pusieron al borde de la extinción a la especie. 40-50 parejas localizadas, quedan en todo el territorio nacional, cuando se protegió por decreto ley a finales de los años sesenta.

Entre los años setenta y noventa, que se sepa, seguramente fueron más, murieron unas 110 águilas imperiales electrocutadas, en los diferentes tendidos eléctricos que enmarañan nuestros montes. Las malas artes de caza y la ignorancia, también se cobraron algunas parejas y nidos, con la escopeta y el veneno. Para rematar la faena, a mediados de los años ochenta fumigaron todos los montes con la enfermedad hemorragia vírica, exterminando el conejo casi por completo en las zonas más conejeras de España. Casi es un milagro que el Águila Imperial Ibérica siga entre nosotros.

Hoy, en el centro de La Península Ibérica, los hijos y los nietos de aquellas águilas que consiguieron sobrevivir, se van de los últimos montes mediterráneos que quedan, porque en ellos ya no se dan las condiciones naturales para vivir y criar, o están ocupados por otras parejas.

Los conejos apenas se ven por los montes, cuando en los años setenta se cazaban por miles para el consumo humano. Las perdices han desaparecido por el aumento de los jabalíes y la alteración manipulada del clima. Las palomas torcaces apenas crían, pues tienen más alimento y mejor clima en los parques de pueblos y ciudades.

Hoy, miles de hectáreas de monte mediterráneo se han convertido en desiertos verdes, donde la fauna apenas existe, como consecuencia de este cambio climático artificial, creado con ingeniería climática, que lo extermina todo. Los árboles y arbustos se mueren de sed y calor; los insectos desaparecen por los productos con los que fumigan; los conejos se han enrarecido o casi han desparecido, con consecuencia las enfermedades que han introducido. Las diferentes especies van desapareciendo o haciéndose cada vez menos numerosas, por diversos factores asociados al falso cambio climático, creado con ingeniería climática. Mientras, el cáncer, las enfermedades cardiorrespiratorias, neumonías, alzheimer, ictus, enfermedades oculares... Van aumentando.